martes, 11 de noviembre de 2014

LA CIUDAD Y LO CIUDADANO

¿Se puede pensar la ciudadanía sin alguna forma de apropiación del espacio ciudadano?  Hay muchas formas de apropiación de ese espacio, desde transitar por la ciudad  hasta apropiarse ilegalmente de una parte de él, cada una con su lógica, su racionalidad o su irracionalidad. 




Con nuestros pibes intentamos que la circulación por algunos circuitos siembre la idea 


                                                    de que esos circuitos están disponibles, y a su vez  procuramos que se vuelvan accesibles, por que no alcanza con la información de que algo existe, hace falta cierta conciencia de que yo tengo derecho a eso de lo que estoy informado.


                                                               Ampliar el horizonte de la villa o del asentamiento; transitar otros barrios,  ver otros usos de lo público es proponer una experiencia allí donde se podría pensar que un simple paseo -que tampoco sería desdeñable- se convierte en otra cosa y abre la puerta -ejercicio en el que hay que insistir por que una golondrina no hace verano- para que nuestros pibes puedan mañana pos si mismos lo que hoy pueden con nuestro acompañamiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario